Las telcos abren la billetera: ahora también Telefónica actualiza inversiones con la mira puesta en la convergencia

07, febrero 2018 / Aldo Alecci / 0 comentarios

05-02-2018 La compañía actualizó los aportes que tenía previsto realizar en el trienio 2017-2019, que superan los u$s2.000 millones. Pero también anticipa lo que hará de cara a 2020, con vistas al despliegue de banda ancha y 4G. Coincide con el reciente anuncio de inversión de Telecom.

Por efecto de la convergencia. Por cosas de la competencia. Por razones impulsadas desde la casa matriz. Porque los tiempos actuales así lo ameritan. Las razones pueden ser muchas. Lo cierto es que Telefónica también elevará su apuesta inversora en la Argentina, aunque con una mirada más puesta sobre la coyuntura.

Los $38.650 millones anunciados que la compañía invertiría en el país en el período 2017-2019 se actualizaron y treparán hasta los $43.838 millones. Expresado en dólares al tipo de cambio de hoy, unos u$s2.200 millones, lo cual coloca a la empresa en el club de los mayores inversores privados del país.

Sin embargo, la compañía ya está diseñando sus planes de cara a 2020. Para ese entonces, el monto total previsto de desembolsos para el lapso que van entre 2018 y 2020 ascenderá a los $50.737 millones, monto que se destinará, básicamente al despliegue de redes de banda ancha y 4G, señalaron a iProfesional fuentes de la empresa.

La revisión de los números coincide con el revuelo que causó en el mercado el anuncio de la mega inversión de su principal competidor, Telecom -ahora bajo el control del grupo Clarín tras la fusión con Cablevisión-, que prometió un desembolso trianual por u$s5.000 millones. Justo en un momento en el que el Gobierno extrema su esfuerzo por la concreción de proyectos privados, se conoce ahora el dato de que Telefónica también dará un salto en el rubro inversión.

El incremento respecto de la inversión comunicada en febrero del año pasado para la filial argentina se producirá, especialmente, entre 2018 y 2019, y será de un 20%, un nivel que acompaña los niveles de inflaciónque se registran en el país.

Es decir, la compañía sube la apuesta. Pero lo hace con cautela. Desde el punto de vista político, espera señales finales de parte del Gobierno, a través de los organismos regulatorios, para poder ingresar en el negocio de la convergencia de manera más decidida. Y esto aún no ocurrió.

Como subsidiaria, y aún cuando sus balances son positivos, tanto a nivel de ingresos como de EBITDA, la delicada situación financiera por la que atraviesa el grupo la obliga a tener un comportamiento a tono con la austeridad que se pide desde las altas esferas. A no tirar manteca al techo, en definitiva, si no se obtiene la luz verde para poder tener un mejor horizonte de negocios en el corto, mediano y largo plazo.

Del monto de inversión previsto originalmente por año para el trienio en cuestión, el correspondiente a 2017 se mantuvo más o menos en los niveles contemplados cuando se dio a conocer la inversión.

Es decir, si la previsión original era de $38.650 millones y, de ese total, ya se ejecutaron $11.463 millones, en el plan de 2017 quedaban pendientes de inversión algo más de $27.000 millones. Pero con la actualización de la cifra para este lapso, se sumarán entre 2018 y 2019 casi $5.500 millones.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor complete el CAPTCHA. *

SEGUINOS EN FACEBOOK